B. ¡Extiéndelo!

¿Y ahora qué? Se ha bajado el telón, el espectáculo llegó a su fin y tienes tus resultados a la mano, todavía calientes y vívidos. Tu proyecto de intercambio de jóvenes ha llegado a su fin y, afortunadamente, ha producido muchos resultados sorprendentes que deseas ofrecer a la sociedad y ha traído cambios y mejoras. Aparte de un proyecto simplemente exitoso, el activo más valioso de este viaje es que tu trabajo ha promovido las ideas de paz y reconciliación entre todas las personas involucradas: participantes, miembros del equipo, partes interesadas, socios, entre otros…

¿Pero esto es todo?

¿Era este tu mayor objetivo?

¿Es esto suficiente para estar satisfecho y contento?

¡La respuesta es no! ¡El objetivo de tu intercambio de jóvenes era tener un impacto en la sociedad, hacer una diferencia! Promocionar los resultados y productos de tu proyecto a un grupo objetivo más amplio y dejar tu huella en el campo. En otras palabras … ¡es hora de transferir tus resultados al cambio institucional!

En los capítulos anteriores hemos hablado mucho sobre la creación de políticas. Pero, ¿es esta la única forma de generar cambios?

Fuente: Interna

Si nos atenemos al significado literal del término, “el abogar es una actividad de un individuo o grupo que tiene como objetivo influir en las decisiones dentro de las instituciones políticas, económicas y sociales”. En nuestro caso, sin embargo, debería considerarse más bien como el acto de hablar en nombre o en apoyo de otra persona, lugar o cosa.

Asumir el papel de defensor no es una tarea fácil. Viene con la responsabilidad de ofrecer apoyo independiente a quienes sienten que no están siendo escuchados y de asegurar que sean tomados en serio y que se respeten sus derechos. El abogar busca garantizar que todas las personas de la sociedad puedan hacer oír su voz sobre temas que son importantes para ellos, proteger y promover sus derechos y que sus opiniones y deseos se consideren genuinamente cuando se toman decisiones sobre sus vidas.

No importa lo serio que suene, estás completamente armado para completar esta tarea: ¡tienes la idea, los medios, las personas y el poder para hacerlo! Haz visibles los resultados y los productos de tu intercambio juvenil siguiendo estos consejos:

  • SUGERENCIA 1 – Difunde los resultados de tu proyecto y los mensajes que se crearon durante su implementación y que están relacionados con el objetivo principal.
  • SUGERENCIA 2 – Utiliza varias formas de comunicación, especialmente aquellas que combinan texto y visuales, para captar la atención de la audiencia y transmitir un mensaje más fuerte que quedará grabado en tu conciencia. Incluye fotos, videos, declaraciones, dibujos, entre otros…
  • SUGERENCIA 3 – Utiliza el poder de las redes sociales, ya que es el lugar donde la mayoría de las personas se conectan a diario en la actualidad.
  • SUGERENCIA 4 – Comunica tus mensajes clave a través de todos los canales y medios disponibles, incluso los más tradicionales, para llegar a todos los niveles de audiencia (Internet, periódicos, transmisiones de radio y televisión, folletos, entre otros…).
  • SUGERENCIA 5 – Lanza campañas online y offline u organiza eventos, formaciones, seminarios o cualquier otro tipo de actividad planificada, con el fin de difundir tu mensaje e incluso informar a las personas sobre el tema.
  • SUGERENCIA 6 – ¡Aprovecha el poder de la masa! Ya hay demasiadas personas involucradas en tus actividades: participantes, voluntarios, socios, miembros del equipo, partes interesadas y donantes; utilízalos a ellos y a sus conexiones para llegar a una audiencia más amplia.

No importa lo lejos que llegues, recuerde siempre esto: el cambio es la única constante en la vida, ¡y tú puedes ser parte de él! ¡Sé el cambio que quieres traer a la sociedad!

Fuente: Washington Low Income Housing Alliance

¡ES HORA DE UN VÍDEO!

Si todavía estás buscando un poco de motivación… dale un vistazo a esto:

¡BUENA SUERTE!

40%